Se me pasó decirle


Siempre usaba una gorra de esas como de camionero, pienso que era roja, pero la verdad es que fue hace mucho tiempo, íbamos en la preparatoria. Lo único que puedo asegurar es que su cabello era como un nido de pájaros, parecía como si nunca se hubiera pasado un peine, llegué a pensar que no se bañaba. Era alto y espigado, usaba pantalones de esos cholos que dejaban ver los calzones y a veces las nalgas. Tenía piel blanca y ojos redondos y cafés. Se llamaba Arturo y me gustaba aunque pareciera mudo. Nunca lo escuché hablar, lo más íntimo que supe de él fue por mi amiga Alma, una mañana llegó y me dijo: Me cogí a Arturo, me lo encontré la semana pasada en el metro, estuvimos platicando y me dijo que nunca había tenido sexo, le dije que si quería yo le enseñaba. Nos vimos ayer en la tarde, en el centro, nos fuimos a un hotel. Tiene la piel súper blanca y suavecita, pero vieras la decepción, de verdad no sabía nada; primero, no se le paraba y después me preguntó por dónde tenía que meterlo, un desastre. Yo escuché atentamente, pero nunca le dije a Alma que Arturo me gustaba.

Después de salir de la prepa, Alma y yo no nos volvimos a ver, pero hoy, después de diez años, me la encontré en el metro, intercambiamos teléfonos, me dijo que estudió antropología social, que sigue viviendo con sus padres, yo le conté que estudié comunicación, que tengo un hijo, una familia con perro y gatos, pero otra vez, se me pasó decirle que hace diez año me gustaba Arturo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s